domingo, 16 de marzo de 2014

Experiencia con la operación de ginecomastia a través de la seguridad social.

Experiencia con la operación de ginecomastia a través de la seguridad social

Hola a todos y muchas gracias a los que consultáis este blog alguna vez para tener algo más de información sobre la ginecomastia y sus posibles remedios.
En esta entrada me gustaría comentaros mi problema con la ginecomastia y como lo solucioné después de bastantes años con el problema en cuestión.
 
Todo empezó cuando tenía unos 15 años y me di cuenta que mis pezones se habían hinchado mucho y tenia un dolor al mínimo roce con cualquier cosa. Entonces lo comenté en mi casa y fui al médico, esta me dijo que podía ser una cosa temporal ya que las hormonas a esas edades están locas pero de todas formas me mandó un analítica de sangre y me mando al endocrino para que me revisara ya que también tenia un poco de sobrepeso y las dos cosas unidas podían haber dado paso al hinchazón de los pechos (pero no al dolor).
 
Pasados unos meses acudí a la cita del endocrino y este me examinó los pechos para ver que ocurría, en ese momento no se podía dar un diagnóstico preciso ya que estaba en fase de crecimiento y eso una vez pasada esa etapa podía desaparecer solo cuando las hormonas se estabilizasen. Pasaron los años y esto finalmente no mejoró, el aspecto de los pechos era bastante feo. Estaban un poco más hinchados que los de esta foto a mi juicio:
 
Experiencia con la operación de ginecomastia a través de la seguridad social.
 
Como podéis ver están hinchados, pues juraría que los míos estaban más hinchados pero la forma del pecho era bastante normal en comparación a esta foto.
 
Una vez pasados bastantes años acudiendo al endocrino le comento que que podría hacer para evitar el problema inicial y me da unas dietas para que pierda peso y vea si mejora o no, en caso de mejorar nada, pero si no mejorase ya estudiaríamos otras alternativas. Decir que este problema no es solo estético ya que no solo es el hinchazón de los pezones sino el dolor que produce al tocar cualquier cosa o golpearte sin querer el pecho.
 
Pasados unos cuantos años más el problema persiste y el endocrino me pregunta si estaría dispuesto a someterme a una cirugía de ginecomastia bilateral, yo le dije que si, que estaba dispuesto y me mandó al cirujano para que me observara y decidiera que hacer en este caso.
 
Pasan unos meses y llega el día de la cita con el cirujano, este me hace desvestirme y me observa la zona pectoral para determinar que es lo que pasaba, me dijo que si podía existir ginecomastia, pero para asegurarse me mandó a hacerme una ecografía de los pechos ya que si se trataba de una pseudoginecomástia, la operación no entraba dentro de la seguridad social ya que se trataba de una operación estética.
 
El día de la ecografía acudí temprano al hospital y tras esperar unos 20 minutos después de la hora que tenia marcada (que raro) entré a la sala donde un hombre me aplicó el típico gel y observó el interior de mis pechos, en el mismo momento me dijo que habían dos botones de carne de unos 2 y 2,5cm en cada pecho.
 
Unas semanas después volví al cirujano y este observó el informe hecho por el profesional que manejaba el aparato de hacer ecografía y me dijo que efectivamente tenia ginecomastia y si era operable por la seguridad social, en ese mismo momento me preguntó si quería operarme a lo que le contesté un SI rotundo, finalmente iba a olvidarme de los dolores y de lo feos que eran los pechos, me explicó en que consistía la operación y me hizo firmar unos papeles. Abandoné la consulta muy contento pero a la vez nervioso por que era la primera vez que iba a entrar a un quirófano.
 
El cirujano me dio cita con el anestesista donde solo me pesaron y me informaron de los riesgos de la anestesia, me dieron para la noche de antes de la operación un diezepan y un protector gástrico, también me dijeron que el dia de antes tuviera una cena ligera y por supuesto que por la mañana no comiera nada de nada.
 
A las 8 de la mañana acudí al hospital para que me realizaran la cirugía, una media hora después me hicieron entrar al preoperatorio, me pusieron una bata de papel, unos calcetines de papel y me hicieron acostarme en una cama donde me pusieron los goteros y después vino un chico a rasurar la zona del pecho y la tripa. Un rato después de esto vino un celador y me bajó a quirófano (siempre pensé que el tema de ver las luces del techo pasar en el trayecto al quirófano era cosa de las películas pero en ese momento sentí que era totalmente cierto ese momento).
Antes de llegar al quirófano hicimos una ultima parada donde dos enfermeras me atendieron y me tranquilizaron bastante, pasados unos minutos ya tomamos rumbo al quirófano.
 
Llegamos al quirófano y allí estaba el cirujano que me iba a operar (el mismo que me pasó consulta) la verdad es que me tranquilizó bastante ya que antes de entrar a quirófano me vio otra vez los pechos y cambió de idea para la operación ya que la vez que estuve en la consulta el pezón no estaba muy hinchado pero en aquel momento si y me dijo que me iban a quitar todo el pezón para reducir su tamaño además de extirpar los bultos. También me tomó una foto allí mismo para ver el antes y el después.
 
Una vez hecho todo lo anterior me tumbaron en el quirófano y me dejaron solo con los calzoncillos, tengo que reconocer que hacia un frio del carajo, pero supongo que esto serán medidas sanitarias contra la aparición de bacterias o infecciones. Una vez tumbado un equipo de 4 o 5 personas se puso a trabajar alrededor de mí, empezaron a colocarme en la posición correcta, a ponerme goteros y un sinfín de cosas que no recuerdo por dos razones, la primera es que no llevaba las gafas y veía más bien poco y la segunda los nervios. Lo que si recuerdo es la aparición de un hombre muy alegre que la verdad me relajó mucho, era el anestesista y me explico lo que tenia que hacer. Este me puso una mascarilla y me dijo que tomara el máximo aire posible, después de unos segundos recuerdo que le dije "oye que aquí no pasa nada" y me dijo, espera y verás. En ese momento recuerdo un olor extraña y en cosa de 2 segundos estaba totalmente dormido. Yo mismo después me quede asombrado de la rapidez de la anestesia...
 
Una vez terminada la operación me desperté en medio de una sala y solo recuerdo dos cosas de ese momento, que tenia una máquina que me tiraba aire muy caliente ya que estaba literalmente congelado y que una enfermera me preguntaba como estaba a lo que le conteste que mareado hablando como si estuviese borracho. Una vez recuperé la temperatura corporal y me recuperé un poco me enviaron a la sala donde empezó todo. Allí no pude ver que tal había ido la operación ya que tenia una faja pectoral puesta la cual tenia que llevar 1 mes y algo más de tiempo. Apenas tenia dolores en ese momento si no me movía, la verdad es que pensaba que el postoperatorio iba a ser doloroso pero para nada. Así quedo la herida:
 
 

Pasado un rato vino una enfermera que conocía de vista y me pregunto que como estaba y que en cuanto orinara para tirar la anestesia podría irme, esto sucedió unas 2h después de la operación. Me levante poco a poco y me di cuenta que no me podía mover como quería ya que los puntos estaban muy muy recientes, un rato después de esto ya me marché a casa por mi propio pie pero muy despacito ya que tenia algún dolor pero nada grave.

Lo peor vino en la noche, acostumbrado a dormir de lado era totalmente imposible hacerlo ya que tenia que dormir hacia arriba si o si, la verdad es que me dormí rápido pero pasadas unas horas los riñones me dolían a morir por estar en esa posición, por lo que tuve que pedir ayuda en medio de la noche para levantarme e ir al sofá, una vez hecho esto me volví a dormir sin ningún problema, los dolores que me habían dicho que iban a ser intensos si os soy sincero apenas los noté.

El día siguiente tenia que acudir al centro de salud donde tenían que aplicarme las curas a las heridas, era tan simple como coger betadine y untar la zona de los pezones bien para posteriormente recubrirlo con una gasa y poner de nuevo la faja pectoral, acudí solo 2 o 3 días al ambulatorio ya que eso lo podía hacer en casa con ayuda de algún familiar, solamente pedí al ATS que me diera gasas de las que me ponía el ya que eran más gruesas que las que habían en la farmacia y la verdad es que el hombre me dio un buen puñado de gasas.
 
Operación ginecomastia seguridad social
 

Pasados unos 14 días acudí de nuevo al ambulatorio ya que tenían que quitarme las pegatinas de los pezones, ahí seria la primera vez que vería por primera vez el resultado de la operación, entré a la consulta y yo pensé que me quitaría las pegatinas con suavidad, pero me pegó un tirón que me hizo bastante daño. Me fue tirando pegatinas hasta dejar el pezón al aire. La verdad es que para lo reciente que era la cicatriz tenia una pinta cojonuda, nada hinchado, la cicatriz apenas se notaba, estaba realmente sorprendido con el resultado.
 
Resultado final cirugia ginecomastia por la seguridad social
 

Ya en casa lo volví a observar con detenimiento y mi sorpresa fue mayor, ahora solo tenia que esperar unos 15 días más para quitarme la faja y esperar a que los dos hilos de la sutura que salían del pezón se cayeran por si mismos para ya poder realizar vida "normal" ya que tenia que esperar otro mes largo para poder realizar esfuerzos grandes de manera progresiva.
 
Ahora ya casi medio año después estoy perfectamente, la herida se cicatriz se cerró a la perfección y apenas se nota, dolores no tengo ninguno y la estética del pecho es mucho mejor. Desde aquí os aconsejo visitar vuestro médico para que os aconseje el procedimiento para atajar la ginecomastia. Yo desde luego volvería a pasar por quirófano sin ningún tipo de duda.
 
Muchas gracias por vuestra atención y podéis dejar cualquier tipo de duda en los comentarios.

 

Experiencia con la operación de ginecomastia a través de la seguridad social

Hola a todos y muchas gracias a los que consultáis este blog alguna vez para tener algo más de información sobre la ginecomastia y sus posibles remedios.
En esta entrada me gustaría comentaros mi problema con la ginecomastia y como lo solucioné después de bastantes años con el problema en cuestión.
 
Todo empezó cuando tenía unos 15 años y me di cuenta que mis pezones se habían hinchado mucho y tenia un dolor al mínimo roce con cualquier cosa. Entonces lo comenté en mi casa y fui al médico, esta me dijo que podía ser una cosa temporal ya que las hormonas a esas edades están locas pero de todas formas me mandó un analítica de sangre y me mando al endocrino para que me revisara ya que también tenia un poco de sobrepeso y las dos cosas unidas podían haber dado paso al hinchazón de los pechos (pero no al dolor).
 
Pasados unos meses acudí a la cita del endocrino y este me examinó los pechos para ver que ocurría, en ese momento no se podía dar un diagnóstico preciso ya que estaba en fase de crecimiento y eso una vez pasada esa etapa podía desaparecer solo cuando las hormonas se estabilizasen. Pasaron los años y esto finalmente no mejoró, el aspecto de los pechos era bastante feo. Estaban un poco más hinchados que los de esta foto a mi juicio:
 
Experiencia con la operación de ginecomastia a través de la seguridad social.
 
Como podéis ver están hinchados, pues juraría que los míos estaban más hinchados pero la forma del pecho era bastante normal en comparación a esta foto.
 
Una vez pasados bastantes años acudiendo al endocrino le comento que que podría hacer para evitar el problema inicial y me da unas dietas para que pierda peso y vea si mejora o no, en caso de mejorar nada, pero si no mejorase ya estudiaríamos otras alternativas. Decir que este problema no es solo estético ya que no solo es el hinchazón de los pezones sino el dolor que produce al tocar cualquier cosa o golpearte sin querer el pecho.
 
Pasados unos cuantos años más el problema persiste y el endocrino me pregunta si estaría dispuesto a someterme a una cirugía de ginecomastia bilateral, yo le dije que si, que estaba dispuesto y me mandó al cirujano para que me observara y decidiera que hacer en este caso.
 
Pasan unos meses y llega el día de la cita con el cirujano, este me hace desvestirme y me observa la zona pectoral para determinar que es lo que pasaba, me dijo que si podía existir ginecomastia, pero para asegurarse me mandó a hacerme una ecografía de los pechos ya que si se trataba de una pseudoginecomástia, la operación no entraba dentro de la seguridad social ya que se trataba de una operación estética.
 
El día de la ecografía acudí temprano al hospital y tras esperar unos 20 minutos después de la hora que tenia marcada (que raro) entré a la sala donde un hombre me aplicó el típico gel y observó el interior de mis pechos, en el mismo momento me dijo que habían dos botones de carne de unos 2 y 2,5cm en cada pecho.
 
Unas semanas después volví al cirujano y este observó el informe hecho por el profesional que manejaba el aparato de hacer ecografía y me dijo que efectivamente tenia ginecomastia y si era operable por la seguridad social, en ese mismo momento me preguntó si quería operarme a lo que le contesté un SI rotundo, finalmente iba a olvidarme de los dolores y de lo feos que eran los pechos, me explicó en que consistía la operación y me hizo firmar unos papeles. Abandoné la consulta muy contento pero a la vez nervioso por que era la primera vez que iba a entrar a un quirófano.
 
El cirujano me dio cita con el anestesista donde solo me pesaron y me informaron de los riesgos de la anestesia, me dieron para la noche de antes de la operación un diezepan y un protector gástrico, también me dijeron que el dia de antes tuviera una cena ligera y por supuesto que por la mañana no comiera nada de nada.
 
A las 8 de la mañana acudí al hospital para que me realizaran la cirugía, una media hora después me hicieron entrar al preoperatorio, me pusieron una bata de papel, unos calcetines de papel y me hicieron acostarme en una cama donde me pusieron los goteros y después vino un chico a rasurar la zona del pecho y la tripa. Un rato después de esto vino un celador y me bajó a quirófano (siempre pensé que el tema de ver las luces del techo pasar en el trayecto al quirófano era cosa de las películas pero en ese momento sentí que era totalmente cierto ese momento).
Antes de llegar al quirófano hicimos una ultima parada donde dos enfermeras me atendieron y me tranquilizaron bastante, pasados unos minutos ya tomamos rumbo al quirófano.
 
Llegamos al quirófano y allí estaba el cirujano que me iba a operar (el mismo que me pasó consulta) la verdad es que me tranquilizó bastante ya que antes de entrar a quirófano me vio otra vez los pechos y cambió de idea para la operación ya que la vez que estuve en la consulta el pezón no estaba muy hinchado pero en aquel momento si y me dijo que me iban a quitar todo el pezón para reducir su tamaño además de extirpar los bultos. También me tomó una foto allí mismo para ver el antes y el después.
 
Una vez hecho todo lo anterior me tumbaron en el quirófano y me dejaron solo con los calzoncillos, tengo que reconocer que hacia un frio del carajo, pero supongo que esto serán medidas sanitarias contra la aparición de bacterias o infecciones. Una vez tumbado un equipo de 4 o 5 personas se puso a trabajar alrededor de mí, empezaron a colocarme en la posición correcta, a ponerme goteros y un sinfín de cosas que no recuerdo por dos razones, la primera es que no llevaba las gafas y veía más bien poco y la segunda los nervios. Lo que si recuerdo es la aparición de un hombre muy alegre que la verdad me relajó mucho, era el anestesista y me explico lo que tenia que hacer. Este me puso una mascarilla y me dijo que tomara el máximo aire posible, después de unos segundos recuerdo que le dije "oye que aquí no pasa nada" y me dijo, espera y verás. En ese momento recuerdo un olor extraña y en cosa de 2 segundos estaba totalmente dormido. Yo mismo después me quede asombrado de la rapidez de la anestesia...
 
Una vez terminada la operación me desperté en medio de una sala y solo recuerdo dos cosas de ese momento, que tenia una máquina que me tiraba aire muy caliente ya que estaba literalmente congelado y que una enfermera me preguntaba como estaba a lo que le conteste que mareado hablando como si estuviese borracho. Una vez recuperé la temperatura corporal y me recuperé un poco me enviaron a la sala donde empezó todo. Allí no pude ver que tal había ido la operación ya que tenia una faja pectoral puesta la cual tenia que llevar 1 mes y algo más de tiempo. Apenas tenia dolores en ese momento si no me movía, la verdad es que pensaba que el postoperatorio iba a ser doloroso pero para nada. Así quedo la herida:
 
 

Pasado un rato vino una enfermera que conocía de vista y me pregunto que como estaba y que en cuanto orinara para tirar la anestesia podría irme, esto sucedió unas 2h después de la operación. Me levante poco a poco y me di cuenta que no me podía mover como quería ya que los puntos estaban muy muy recientes, un rato después de esto ya me marché a casa por mi propio pie pero muy despacito ya que tenia algún dolor pero nada grave.

Lo peor vino en la noche, acostumbrado a dormir de lado era totalmente imposible hacerlo ya que tenia que dormir hacia arriba si o si, la verdad es que me dormí rápido pero pasadas unas horas los riñones me dolían a morir por estar en esa posición, por lo que tuve que pedir ayuda en medio de la noche para levantarme e ir al sofá, una vez hecho esto me volví a dormir sin ningún problema, los dolores que me habían dicho que iban a ser intensos si os soy sincero apenas los noté.

El día siguiente tenia que acudir al centro de salud donde tenían que aplicarme las curas a las heridas, era tan simple como coger betadine y untar la zona de los pezones bien para posteriormente recubrirlo con una gasa y poner de nuevo la faja pectoral, acudí solo 2 o 3 días al ambulatorio ya que eso lo podía hacer en casa con ayuda de algún familiar, solamente pedí al ATS que me diera gasas de las que me ponía el ya que eran más gruesas que las que habían en la farmacia y la verdad es que el hombre me dio un buen puñado de gasas.
 
Operación ginecomastia seguridad social
 

Pasados unos 14 días acudí de nuevo al ambulatorio ya que tenían que quitarme las pegatinas de los pezones, ahí seria la primera vez que vería por primera vez el resultado de la operación, entré a la consulta y yo pensé que me quitaría las pegatinas con suavidad, pero me pegó un tirón que me hizo bastante daño. Me fue tirando pegatinas hasta dejar el pezón al aire. La verdad es que para lo reciente que era la cicatriz tenia una pinta cojonuda, nada hinchado, la cicatriz apenas se notaba, estaba realmente sorprendido con el resultado.
 
Resultado final cirugia ginecomastia por la seguridad social
 

Ya en casa lo volví a observar con detenimiento y mi sorpresa fue mayor, ahora solo tenia que esperar unos 15 días más para quitarme la faja y esperar a que los dos hilos de la sutura que salían del pezón se cayeran por si mismos para ya poder realizar vida "normal" ya que tenia que esperar otro mes largo para poder realizar esfuerzos grandes de manera progresiva.
 
Ahora ya casi medio año después estoy perfectamente, la herida se cicatriz se cerró a la perfección y apenas se nota, dolores no tengo ninguno y la estética del pecho es mucho mejor. Desde aquí os aconsejo visitar vuestro médico para que os aconseje el procedimiento para atajar la ginecomastia. Yo desde luego volvería a pasar por quirófano sin ningún tipo de duda.
 
Muchas gracias por vuestra atención y podéis dejar cualquier tipo de duda en los comentarios.

 
miércoles, 19 de febrero de 2014

Tratamientos naturales contra la ginecomastia

TRATAMIENTOS NATURALES CONTRA LA GINECOMASTIA

Antes que nada se quiere dejar en claro que los tratamientos para los padecimientos que tenemos deben de ser realizados por un médico especialista. Existe un enorme debate a nivel mundial entre la comunidad médica sobre los beneficios de los tratamientos naturales que prometen resolver realmente los problemas o bien solo son una complicación al hacer que las personas tarden aún más tiempo en acudir con el médico. Es un hecho que poseen sustancias activas, pero no se puede asegurar su efectividad en ningún momento.

En el caso de la ginecomastia se dice que ciertas plantas como la tribulos terris son capaces de mejorar la producción de hormonas sexuales masculinas, con lo cual aumentaría la producción testosterona y probablemente disminuya el problema de manera más o menos considerable.

Tratamientos naturales contra la ginecomastia

También se dice que la raíz cúrcuma puede ser una opción en el tratamiento de la ginecomastia, se dice que existen casos reportados de personas curadas con dosis de 20 gramos de la raíz tomada en forma de polvillo durante unos treinta días. Se cree que posee mejores resultados en los casos en los cuales el problema causa un dolor ya que al parecer posee propiedad contra el dolor.

Además en la red abunda información sobre un supuesto fármaco denominado Gynexin, del cual no es realmente un medicamento sino un suplemento alimenticio basado en hierbas cuyos nombres desconocemos. Utilícelo con cuidado y pregunte a su médico si puede tomarlo junto con otros medicamentos.

Además se mencionan en ciertos sitios la realización de ejercicios para lograr la reducción del tejido, aunque sus técnicas pueden llegar a ser discutidas, ya que más bien lo que los ejercicios logran es aumentar el tono muscular del hombre con ejercicios que se pueden encontrar y realizar por instructores que se encuentran en los gimnasios. También podemos mencionar el ejercicio y la dieta para mejorar este problema cuando esta causa por exceso de grasa.

Recuerde nunca pasar por alto la visita a su médico que es el único que lo puede aconsejar acerca de su problema. Recuerde que antes de pagar por un producto cuya eficacia no conoce, es mejor siempre preguntar y consultar primero con su médico acerca de la mejor opción para usted.

TRATAMIENTOS NATURALES CONTRA LA GINECOMASTIA

Antes que nada se quiere dejar en claro que los tratamientos para los padecimientos que tenemos deben de ser realizados por un médico especialista. Existe un enorme debate a nivel mundial entre la comunidad médica sobre los beneficios de los tratamientos naturales que prometen resolver realmente los problemas o bien solo son una complicación al hacer que las personas tarden aún más tiempo en acudir con el médico. Es un hecho que poseen sustancias activas, pero no se puede asegurar su efectividad en ningún momento.

En el caso de la ginecomastia se dice que ciertas plantas como la tribulos terris son capaces de mejorar la producción de hormonas sexuales masculinas, con lo cual aumentaría la producción testosterona y probablemente disminuya el problema de manera más o menos considerable.

Tratamientos naturales contra la ginecomastia

También se dice que la raíz cúrcuma puede ser una opción en el tratamiento de la ginecomastia, se dice que existen casos reportados de personas curadas con dosis de 20 gramos de la raíz tomada en forma de polvillo durante unos treinta días. Se cree que posee mejores resultados en los casos en los cuales el problema causa un dolor ya que al parecer posee propiedad contra el dolor.

Además en la red abunda información sobre un supuesto fármaco denominado Gynexin, del cual no es realmente un medicamento sino un suplemento alimenticio basado en hierbas cuyos nombres desconocemos. Utilícelo con cuidado y pregunte a su médico si puede tomarlo junto con otros medicamentos.

Además se mencionan en ciertos sitios la realización de ejercicios para lograr la reducción del tejido, aunque sus técnicas pueden llegar a ser discutidas, ya que más bien lo que los ejercicios logran es aumentar el tono muscular del hombre con ejercicios que se pueden encontrar y realizar por instructores que se encuentran en los gimnasios. También podemos mencionar el ejercicio y la dieta para mejorar este problema cuando esta causa por exceso de grasa.

Recuerde nunca pasar por alto la visita a su médico que es el único que lo puede aconsejar acerca de su problema. Recuerde que antes de pagar por un producto cuya eficacia no conoce, es mejor siempre preguntar y consultar primero con su médico acerca de la mejor opción para usted.
domingo, 15 de diciembre de 2013

Síntomas de la ginecomástia


Síntomas de la ginecomástia

Muchas veces no es sencillo de primera intención que el hombre identifique realmente que existe un problema con sus pechos, ya que no estamos acostumbrados como las mujeres a realizarnos autoexploración, o bien al primer indicio de crecimiento se responsabiliza siempre al aumento de peso que podemos tener en un momento dado.

No es tan sencillo darse cuenta de que se padece la ginecomastia ya que sus síntomas son lentos en aparición y podemos llegar a acostumbrarnos a estos aspectos que aparecen lentamente en nuestro cuerpo pudiendo considerarlos inclusive normales, no dándonos cuenta que en realidad hace algunos años no teníamos nada de los síntomas que tenemos actualmente.
ginecomastia
 

SÍNTOMAS

Naturalmente el primer y más importante síntoma es el crecimiento de las mamas que casi siempre, en el 99% de los casos ocurre de manera bilateral, es decir que ocurre en las dos mamas a la vez, pero no por esto quiere decir que el porcentaje de crecimiento de las mamas sea igual sino que por el contrario es frecuente que una mama crezca de manera más notoria que otra.

Además el pezón cambiara de textura a una más firme y todo el tejido de la mama, al tacto será muchos más duro y firme, parecido más al de una mujer que al de un hombre con obesidad. Se sentirá una textura firme que va desde la axila, hasta la mama. Además notará en ciertos periodos dolor al tacto en ciertas zonas durante cierto periodo de tiempo.

También se pueden añadir los síntomas que vienen acompañando a la causa que produce la ginecomastia como pueden ser dolor de cabeza por un tumor, infertilidad, feminización, disminución del vello y el deseo sexual entre muchos otros que se comentan en otros artículos del sitio.

Debemos recordarles a todos los que lean que solo un médico certificado puede orientarlos en su tratamiento final para poder realizar un diagnóstico adecuado y quitar la duda que se encuentra de por medio sobre si es ginecomastia, pseudoginecomastia o en el caso más grave un cáncer de mama en varón, que si bien es muy extraño y poco frecuente puede llegar a presentarse.. No intente buscar por usted mismo terapias riesgosas, ya que en todo caso ni siquiera está seguro de que padezca la enfermedad.


Síntomas de la ginecomástia

Muchas veces no es sencillo de primera intención que el hombre identifique realmente que existe un problema con sus pechos, ya que no estamos acostumbrados como las mujeres a realizarnos autoexploración, o bien al primer indicio de crecimiento se responsabiliza siempre al aumento de peso que podemos tener en un momento dado.

No es tan sencillo darse cuenta de que se padece la ginecomastia ya que sus síntomas son lentos en aparición y podemos llegar a acostumbrarnos a estos aspectos que aparecen lentamente en nuestro cuerpo pudiendo considerarlos inclusive normales, no dándonos cuenta que en realidad hace algunos años no teníamos nada de los síntomas que tenemos actualmente.
ginecomastia
 

SÍNTOMAS

Naturalmente el primer y más importante síntoma es el crecimiento de las mamas que casi siempre, en el 99% de los casos ocurre de manera bilateral, es decir que ocurre en las dos mamas a la vez, pero no por esto quiere decir que el porcentaje de crecimiento de las mamas sea igual sino que por el contrario es frecuente que una mama crezca de manera más notoria que otra.

Además el pezón cambiara de textura a una más firme y todo el tejido de la mama, al tacto será muchos más duro y firme, parecido más al de una mujer que al de un hombre con obesidad. Se sentirá una textura firme que va desde la axila, hasta la mama. Además notará en ciertos periodos dolor al tacto en ciertas zonas durante cierto periodo de tiempo.

También se pueden añadir los síntomas que vienen acompañando a la causa que produce la ginecomastia como pueden ser dolor de cabeza por un tumor, infertilidad, feminización, disminución del vello y el deseo sexual entre muchos otros que se comentan en otros artículos del sitio.

Debemos recordarles a todos los que lean que solo un médico certificado puede orientarlos en su tratamiento final para poder realizar un diagnóstico adecuado y quitar la duda que se encuentra de por medio sobre si es ginecomastia, pseudoginecomastia o en el caso más grave un cáncer de mama en varón, que si bien es muy extraño y poco frecuente puede llegar a presentarse.. No intente buscar por usted mismo terapias riesgosas, ya que en todo caso ni siquiera está seguro de que padezca la enfermedad.
domingo, 3 de noviembre de 2013

Mamoplastia, remedio contra la ginecomastia

Mamoplastia, remedio contra la ginecomastia

Debemos de aclarar a las personas que padecen ginecomastia los procedimientos que pueden ser utilizados para resolver su problema de salud de la manera más satisfactoria posible. En este caso hablaremos de la reducción mamaria mediante la cirugía que se denomina mamosplatia de reducción.

Ahora bien el término es más frecuentemente utilizado para referirse a la reducción de senos en la mujer, que se realiza eliminando tejido graso, piel además de tejido mamario. Por tanto algunos médicos utilizan el término para referirse indiferentemente a hombres y mujeres. En el caso de las mujeres se utiliza en los casos en los cuales el tejido mamario es tan grande que incomode a la mujer o bien comience a generarle dolores o problemas de espalda, articulares, etcétera.
Mamoplastia
 

PROCEDIMIENTO DE LA MAMOPLASTIA

Tanto en hombres como en mujeres el procedimiento se realiza de la misma manera. Primero que nada se deben realizar exámenes pertinentes que evalúen el estado de salud general de la persona para que sea apta para cirugía. Suele demorar entre 2 a 4 horas de duración.

No se debe de realizar esfuerzo físico en los primeros catorce días tras la cirugía y no se debe realizar ningún esfuerzo vigoroso tras seis semanas después de la cirugía. Pueden existir ciertas complicaciones al ser una cirugía, pero las más frecuentes abarcan el dolor en el área de la cirugía, además de hinchazón, hematomas y pérdida de la sensibilidad durante cierto tiempo después de extirpar el tejido del cuerpo del paciente.

Se realiza una incisión alrededor del pezón y otra más por debajo del pliegue que se forma entre la mama y el resto del cuerpo. Así se extraen por medio de estos dos orificios todo el tejido graso que se requiere retirar del lugar. En ocasiones en los hombres solo se realiza la incisión del pezón. Al cerrar, el cirujano realizará una maniobra para eliminar el exceso de piel que pueda quedar sobrando en el lugar donde se realizó la herida.

Con esto tenemos resuelto el problema de la ginecomastia de una manera estética que tardará pocos días en sanar y no es una técnica tan invasiva. Puede utilizarse esta alternativa cuando se ha descubierto que otras técnicas como administrar fármacos vía oral no ha dado los resultados esperados, mejorará  mucho más rápido el problema pero debemos de tener en cuenta que es una técnica de cirugía que puede tener sus complicaciones.

Mamoplastia, remedio contra la ginecomastia

Debemos de aclarar a las personas que padecen ginecomastia los procedimientos que pueden ser utilizados para resolver su problema de salud de la manera más satisfactoria posible. En este caso hablaremos de la reducción mamaria mediante la cirugía que se denomina mamosplatia de reducción.

Ahora bien el término es más frecuentemente utilizado para referirse a la reducción de senos en la mujer, que se realiza eliminando tejido graso, piel además de tejido mamario. Por tanto algunos médicos utilizan el término para referirse indiferentemente a hombres y mujeres. En el caso de las mujeres se utiliza en los casos en los cuales el tejido mamario es tan grande que incomode a la mujer o bien comience a generarle dolores o problemas de espalda, articulares, etcétera.
Mamoplastia
 

PROCEDIMIENTO DE LA MAMOPLASTIA

Tanto en hombres como en mujeres el procedimiento se realiza de la misma manera. Primero que nada se deben realizar exámenes pertinentes que evalúen el estado de salud general de la persona para que sea apta para cirugía. Suele demorar entre 2 a 4 horas de duración.

No se debe de realizar esfuerzo físico en los primeros catorce días tras la cirugía y no se debe realizar ningún esfuerzo vigoroso tras seis semanas después de la cirugía. Pueden existir ciertas complicaciones al ser una cirugía, pero las más frecuentes abarcan el dolor en el área de la cirugía, además de hinchazón, hematomas y pérdida de la sensibilidad durante cierto tiempo después de extirpar el tejido del cuerpo del paciente.

Se realiza una incisión alrededor del pezón y otra más por debajo del pliegue que se forma entre la mama y el resto del cuerpo. Así se extraen por medio de estos dos orificios todo el tejido graso que se requiere retirar del lugar. En ocasiones en los hombres solo se realiza la incisión del pezón. Al cerrar, el cirujano realizará una maniobra para eliminar el exceso de piel que pueda quedar sobrando en el lugar donde se realizó la herida.

Con esto tenemos resuelto el problema de la ginecomastia de una manera estética que tardará pocos días en sanar y no es una técnica tan invasiva. Puede utilizarse esta alternativa cuando se ha descubierto que otras técnicas como administrar fármacos vía oral no ha dado los resultados esperados, mejorará  mucho más rápido el problema pero debemos de tener en cuenta que es una técnica de cirugía que puede tener sus complicaciones.
lunes, 2 de septiembre de 2013

¿Como distinguir la lipomastia de la ginecomastia?


¿Como distinguir la lipomastia de la ginecomastia?


Un tema a tratar dentro de la ginecomastia es como diferenciarla de otros problemas que pueden llegar a perecerse en su forma de presentación, pero que no son lo que parece, recordemos que el término es utilizado para referirse a crecimiento del tejido mamario, que puede venir acompañado del crecimiento de otras estructuras circundantes.

Sin embargo el término lipomastia se utiliza más bien para referirse a un crecimiento anormal del tejido graso que se encuentra en el área que rodea a la mama. Sería por tanto más bien un tipo de pseudoginecomastia, ya que es el exceso de grasa la que causa el problema.

Por tanto la mama en este caso se sentirá mucho más blanda que en el caso de una ginecomastia real, sin dolor y se acompañará de obesidad en la persona que la padece. Esto nos puede llevar  a descartar la ginecomastia real en primer término.

Su tratamiento es sencillo ya que únicamente se requiere de dieta y ejercicio para lograr disminuir de peso y con esto limitar la cantidad de tejido graso que se posee en el cuerpo, de esta manera es más factible que desaparezca la lipomastia.
 
Lipomastia y ginecomastia
 

USOS DEL TÉRMINO LIPOMASTIA

Tenemos que aclarar que en muchas ocasiones ambos términos se utilizan de manera indistinta, ya que en ciertas ocasiones no es posible hacer una distinción entre ambos problemas. También es común que los términos son usados en diferentes países en mayor o menor medida. Entre algunos círculos médicos el termino lipomastia para mencionar el crecimiento mamario se considera mal utilizado.

Ahora bien lipomastia también es utilizado para referirse a una cirugía que puede tratar a la ginecomastia. En este tipo de cirugía no se extrae tejido glandular mamario, sino que únicamente se extrae la grasa que presenta crecimiento anormal en el área circundante a la mama. Puede ser útil en ciertos casos, aunque como norma general no es el tipo de cirugía más recomendada. Es un procedimiento parecido  a una liposucción, se introduce un  aspirador por debajo de la piel de la persona y una bomba es la encargada de succionar el tejido graso que se encuentra en el área.


¿Como distinguir la lipomastia de la ginecomastia?


Un tema a tratar dentro de la ginecomastia es como diferenciarla de otros problemas que pueden llegar a perecerse en su forma de presentación, pero que no son lo que parece, recordemos que el término es utilizado para referirse a crecimiento del tejido mamario, que puede venir acompañado del crecimiento de otras estructuras circundantes.

Sin embargo el término lipomastia se utiliza más bien para referirse a un crecimiento anormal del tejido graso que se encuentra en el área que rodea a la mama. Sería por tanto más bien un tipo de pseudoginecomastia, ya que es el exceso de grasa la que causa el problema.

Por tanto la mama en este caso se sentirá mucho más blanda que en el caso de una ginecomastia real, sin dolor y se acompañará de obesidad en la persona que la padece. Esto nos puede llevar  a descartar la ginecomastia real en primer término.

Su tratamiento es sencillo ya que únicamente se requiere de dieta y ejercicio para lograr disminuir de peso y con esto limitar la cantidad de tejido graso que se posee en el cuerpo, de esta manera es más factible que desaparezca la lipomastia.
 
Lipomastia y ginecomastia
 

USOS DEL TÉRMINO LIPOMASTIA

Tenemos que aclarar que en muchas ocasiones ambos términos se utilizan de manera indistinta, ya que en ciertas ocasiones no es posible hacer una distinción entre ambos problemas. También es común que los términos son usados en diferentes países en mayor o menor medida. Entre algunos círculos médicos el termino lipomastia para mencionar el crecimiento mamario se considera mal utilizado.

Ahora bien lipomastia también es utilizado para referirse a una cirugía que puede tratar a la ginecomastia. En este tipo de cirugía no se extrae tejido glandular mamario, sino que únicamente se extrae la grasa que presenta crecimiento anormal en el área circundante a la mama. Puede ser útil en ciertos casos, aunque como norma general no es el tipo de cirugía más recomendada. Es un procedimiento parecido  a una liposucción, se introduce un  aspirador por debajo de la piel de la persona y una bomba es la encargada de succionar el tejido graso que se encuentra en el área.
viernes, 23 de agosto de 2013

Tumor cerebral relacionado con la ginecomastia


TUMOR CEREBRAL RELACIONADO CON GINECOMASTIA

Ya hemos comentado que la mayoría de las causas que llevan a una ginecomastia son causas de preocupación médica y esta no es la excepción. Un tumor en un área del cerebro es capaz de producir ginecomastia debido a la producción de ciertas sustancias.

¿Pero cómo es que pueden estar relacionados un tumor cerebral y la ginecomastia? La realidad es que es sencillo de explicar, el tumor en primer lugar debe originarse en la hipófisis y debe de ser de un tipo de tumor conocido como funcional, que quiere decir que es capaz de secretar sustancias al torrente sanguíneo

Tumor cerebral relacionado con la ginecomastia

LA HIPÓFISIS

Es una glándula que se encarga de secretar ocho hormonas diferentes en nuestro cuerpo que son necesarias para lograr mantener un adecuado control de las funciones de nuestro cuerpo. Entre las seis hormonas que secreta la hipófisis la que nos importa en el caso de la ginecomastia es la prolactina, esta hormona ocasiona en la mujer la producción de la leche en la mama cuando es el momento necesario de alimentar al bebe y por tanto el crecimiento del tejido mamario para lograr producir estas cantidades de leche que el bebe necesita.

El problema de la ginecomastia se presenta cuando se da un tumor en las células que producen prolactina, llevando a la aparición de un tumor que en medicina recibe el nombre de prolactinoma. En las mujeres la aparición de este tumor produce secreción de leche y menstruaciones irregulares. En el varón produce impotencia sexual,  infertilidad, caída del vello corporal y ginecomastia. Además en ambos puede ocasionar pérdida de la visión o dolor de cabeza.

La hormona actúa directamente sobre el tejido mamario, así que al producir una mayor cantidad de esta hormona, la mama del varón comienza a crecer descontroladamente y de manera anormal, en este caso no está causada por un desequilibrio en las hormonas sexuales.
Para resolver en este caso la ginecomastia, nos encontramos con debemos resolver el tumor, que en la mayoría de los casos consiste en una cirugía especial llevada a cabo por un neurocirujano, en la cual se extrae la hipófisis por medio de una abertura hecha a través de la nariz, es un procedimiento riesgoso que solo puede ser realizado por un experto. La ginecomastia en la mayoría de los casos se resuelve meses después de extraer el tumor, pero en este caso la menor preocupación de los médicos y del afectado es la ginecomastia, el problema es que la vida de la persona está en riesgo por tener un tumor cerebral que lo puede llevar a la muerte.


TUMOR CEREBRAL RELACIONADO CON GINECOMASTIA

Ya hemos comentado que la mayoría de las causas que llevan a una ginecomastia son causas de preocupación médica y esta no es la excepción. Un tumor en un área del cerebro es capaz de producir ginecomastia debido a la producción de ciertas sustancias.

¿Pero cómo es que pueden estar relacionados un tumor cerebral y la ginecomastia? La realidad es que es sencillo de explicar, el tumor en primer lugar debe originarse en la hipófisis y debe de ser de un tipo de tumor conocido como funcional, que quiere decir que es capaz de secretar sustancias al torrente sanguíneo

Tumor cerebral relacionado con la ginecomastia

LA HIPÓFISIS

Es una glándula que se encarga de secretar ocho hormonas diferentes en nuestro cuerpo que son necesarias para lograr mantener un adecuado control de las funciones de nuestro cuerpo. Entre las seis hormonas que secreta la hipófisis la que nos importa en el caso de la ginecomastia es la prolactina, esta hormona ocasiona en la mujer la producción de la leche en la mama cuando es el momento necesario de alimentar al bebe y por tanto el crecimiento del tejido mamario para lograr producir estas cantidades de leche que el bebe necesita.

El problema de la ginecomastia se presenta cuando se da un tumor en las células que producen prolactina, llevando a la aparición de un tumor que en medicina recibe el nombre de prolactinoma. En las mujeres la aparición de este tumor produce secreción de leche y menstruaciones irregulares. En el varón produce impotencia sexual,  infertilidad, caída del vello corporal y ginecomastia. Además en ambos puede ocasionar pérdida de la visión o dolor de cabeza.

La hormona actúa directamente sobre el tejido mamario, así que al producir una mayor cantidad de esta hormona, la mama del varón comienza a crecer descontroladamente y de manera anormal, en este caso no está causada por un desequilibrio en las hormonas sexuales.
Para resolver en este caso la ginecomastia, nos encontramos con debemos resolver el tumor, que en la mayoría de los casos consiste en una cirugía especial llevada a cabo por un neurocirujano, en la cual se extrae la hipófisis por medio de una abertura hecha a través de la nariz, es un procedimiento riesgoso que solo puede ser realizado por un experto. La ginecomastia en la mayoría de los casos se resuelve meses después de extraer el tumor, pero en este caso la menor preocupación de los médicos y del afectado es la ginecomastia, el problema es que la vida de la persona está en riesgo por tener un tumor cerebral que lo puede llevar a la muerte.
miércoles, 14 de agosto de 2013

Ginecomastia senil

Ginecomastia senil


La ginecomastia senil junto a la puberal y la neonatal forman la triada de causas de esta enfermedad que son totalmente benignas y por las cuales no debemos preocuparnos en realidad, ya que son procesos o bien transitorios o de una cierta etapa de la vida.

Se han hecho estimaciones que revelan que cerca del 50-60% de los varones que sobre pasan los 45 años padecerán en algún punto ginecomastia senil, que debemos mencionar puede darse como un proceso natural relacionado a los cambios hormonal que sobrevienen con el descenso en la función del cuerpo humano al acercarse al final de la vida.

Ginecomastia senil

CAUSA DE LA GINECOMASTIA NEONATAL

Sabemos que si bien el hombre no pasa por un periodo de menopausia propiamente dicho, y jamás dejará de producir espermatozoides al menos en condiciones normales, también sabemos que existe un proceso denominado andropausia. En este proceso se da una disminución de la capacidad de los testículos de producir hormonas sexuales masculinas como la testosterona, razón por la cual se producen algunos efectos en el varón como pérdida de memoria, irritabilidad, entre otros.

Esta disminución en la producción de testosterona causa un desajuste en el equilibrio entre estrógenos que son hormonas femeninas con las masculinas. Por si fuera esto poco con la edad el tejido graso se comienza a acumular en los hombres de forma natural y esto no hace sino agravar el problema de base.

En el tejido graso se encuentra una enzima denominada aromatasa, esta enzima es capaz de convertir tanto en hombres como en mujeres las hormonas masculinas en un tipo de hormona femenina denominada estradiol que tiene efectos parecidos, aunque menos potentes, que el estradiol (que es la hormona femenina con mayores efectos en el cuerpo).  Así al aumentar la extensión en el cuerpo del tejido graso, aumenta también de forma exponencial, también la cantidad de la enzima y por tanto los niveles de hormonas femeninas.

Esta situación crea un panorama aún peor para el hombre ya que además de producir menos testosterona por la edad y aumentar la tasa de producción de hormonas femeninas el proceso de ginecomastia aumenta bastante. No es necesario que se dé un tratamiento en casi ningún caso, ya que sería inútil intentar llevar la contraria a la edad, que por más que se quiera no se puede engañar al cuerpo. Es un proceso natural y no es lo suficientemente obvio como para lograr avergonzar o bien causar incomodidad al varón, ya que los niveles de hormonas no causan los suficientes niveles como para producir un crecimiento mamario demasiado obvio.

Ginecomastia senil


La ginecomastia senil junto a la puberal y la neonatal forman la triada de causas de esta enfermedad que son totalmente benignas y por las cuales no debemos preocuparnos en realidad, ya que son procesos o bien transitorios o de una cierta etapa de la vida.

Se han hecho estimaciones que revelan que cerca del 50-60% de los varones que sobre pasan los 45 años padecerán en algún punto ginecomastia senil, que debemos mencionar puede darse como un proceso natural relacionado a los cambios hormonal que sobrevienen con el descenso en la función del cuerpo humano al acercarse al final de la vida.

Ginecomastia senil

CAUSA DE LA GINECOMASTIA NEONATAL

Sabemos que si bien el hombre no pasa por un periodo de menopausia propiamente dicho, y jamás dejará de producir espermatozoides al menos en condiciones normales, también sabemos que existe un proceso denominado andropausia. En este proceso se da una disminución de la capacidad de los testículos de producir hormonas sexuales masculinas como la testosterona, razón por la cual se producen algunos efectos en el varón como pérdida de memoria, irritabilidad, entre otros.

Esta disminución en la producción de testosterona causa un desajuste en el equilibrio entre estrógenos que son hormonas femeninas con las masculinas. Por si fuera esto poco con la edad el tejido graso se comienza a acumular en los hombres de forma natural y esto no hace sino agravar el problema de base.

En el tejido graso se encuentra una enzima denominada aromatasa, esta enzima es capaz de convertir tanto en hombres como en mujeres las hormonas masculinas en un tipo de hormona femenina denominada estradiol que tiene efectos parecidos, aunque menos potentes, que el estradiol (que es la hormona femenina con mayores efectos en el cuerpo).  Así al aumentar la extensión en el cuerpo del tejido graso, aumenta también de forma exponencial, también la cantidad de la enzima y por tanto los niveles de hormonas femeninas.

Esta situación crea un panorama aún peor para el hombre ya que además de producir menos testosterona por la edad y aumentar la tasa de producción de hormonas femeninas el proceso de ginecomastia aumenta bastante. No es necesario que se dé un tratamiento en casi ningún caso, ya que sería inútil intentar llevar la contraria a la edad, que por más que se quiera no se puede engañar al cuerpo. Es un proceso natural y no es lo suficientemente obvio como para lograr avergonzar o bien causar incomodidad al varón, ya que los niveles de hormonas no causan los suficientes niveles como para producir un crecimiento mamario demasiado obvio.
jueves, 1 de agosto de 2013

Ginecomastia neonatal

Ginecomastia neonatal.

En múltiples ocasiones hemos comentado que la ginecomastia no es un problema benigno, y que todo caso debe ser atendido cuanto antes por un profesional de la salud. Sin embargo existen tres excepciones en las cuales no debemos alarmarnos antes de tiempo. Este es el caso de la ginecomastia neonatal.
Comencemos diciendo que de igual manera solo afecta a varones, y como su nombre lo indica se presenta en menores que acaban de nacer y el problema se prolonga hasta aproximadamente unas semanas después del nacimiento de menor. Es un proceso totalmente benigno que se puede desarrollar en cierto porcentaje de los recién nacidos varones. Puede tener diversos grados y notarse más o menos en algunos recién nacidos, logrando asustar a los padre, cuando en realidad no existe ningún motivo para alarmarse.
Ginecomastia neonatal
 
CAUSAS DE LA GINECOMASTIA NEONATAL
A ciencia cierta no podemos dar una causa definida y bien explicada que nos permita comprender como es que sucede este proceso. Sin embargo se sabe que como en todo tipo de ginecomastia, existe un aumento repentino en los niveles de estrógenos en este caso del bebé que fomenta el crecimiento del tejido mamario.
Este proceso se da antes del nacimiento y está causado por un aumento brusco en la llegada de estrógenos al bebé por la placenta de la madre, sin embargo se desconoce por qué pasa un número mayor de esta hormona en algunas madres que causen el problema. Así  mientras en algún punto del embarazo el bebé fue expuesto a dosis altas de estrógenos su tejido mamario aumentará considerablemente de tamaño, no coincidiendo con el aspecto de un recién nacido normal.
Al momento del nacimiento se corta el vínculo que lo une físicamente a la madre: el cordón umbilical, al estar roto este medio de comunicación el recién nacido deja de recibir las hormonas femeninas de la madre. Por tanto con el paso del tiempo el mismo metabolismo del recién nacido terminará por eliminar estas hormonas que circulan en la sangre.
Al eliminar los estrógenos, logra que el impulso que motivó en primer lugar el crecimiento del tejido mamario se detenga llevando a la mama a volver a su tamaño normal sin ningún tipo de repercusión para el recién nacido. No se requiere ningún tratamiento y se trata al menor como si hubiese sido otro recién nacido cualquiera, no requiriendo cuidados especiales ni vigilancia continua por parte del personal médico.

Ginecomastia neonatal.

En múltiples ocasiones hemos comentado que la ginecomastia no es un problema benigno, y que todo caso debe ser atendido cuanto antes por un profesional de la salud. Sin embargo existen tres excepciones en las cuales no debemos alarmarnos antes de tiempo. Este es el caso de la ginecomastia neonatal.
Comencemos diciendo que de igual manera solo afecta a varones, y como su nombre lo indica se presenta en menores que acaban de nacer y el problema se prolonga hasta aproximadamente unas semanas después del nacimiento de menor. Es un proceso totalmente benigno que se puede desarrollar en cierto porcentaje de los recién nacidos varones. Puede tener diversos grados y notarse más o menos en algunos recién nacidos, logrando asustar a los padre, cuando en realidad no existe ningún motivo para alarmarse.
Ginecomastia neonatal
 
CAUSAS DE LA GINECOMASTIA NEONATAL
A ciencia cierta no podemos dar una causa definida y bien explicada que nos permita comprender como es que sucede este proceso. Sin embargo se sabe que como en todo tipo de ginecomastia, existe un aumento repentino en los niveles de estrógenos en este caso del bebé que fomenta el crecimiento del tejido mamario.
Este proceso se da antes del nacimiento y está causado por un aumento brusco en la llegada de estrógenos al bebé por la placenta de la madre, sin embargo se desconoce por qué pasa un número mayor de esta hormona en algunas madres que causen el problema. Así  mientras en algún punto del embarazo el bebé fue expuesto a dosis altas de estrógenos su tejido mamario aumentará considerablemente de tamaño, no coincidiendo con el aspecto de un recién nacido normal.
Al momento del nacimiento se corta el vínculo que lo une físicamente a la madre: el cordón umbilical, al estar roto este medio de comunicación el recién nacido deja de recibir las hormonas femeninas de la madre. Por tanto con el paso del tiempo el mismo metabolismo del recién nacido terminará por eliminar estas hormonas que circulan en la sangre.
Al eliminar los estrógenos, logra que el impulso que motivó en primer lugar el crecimiento del tejido mamario se detenga llevando a la mama a volver a su tamaño normal sin ningún tipo de repercusión para el recién nacido. No se requiere ningún tratamiento y se trata al menor como si hubiese sido otro recién nacido cualquiera, no requiriendo cuidados especiales ni vigilancia continua por parte del personal médico.
sábado, 27 de julio de 2013

Ginecomastia y hipertiroidismo

Ginecomastia y hipertiroidismo


Es cierto que el hipertiroidismo es mucho más común en mujeres que en hombres, estando en una relación aproximada de cinco mujeres con la enfermedad contra solamente un hombre; sin embargo es aún más extraño que el hipertiroidismo y la ginecomastia se encuentren de la mano en la enfermedad.

Se sabe que una persona tiene hipertiroidismo si presenta los siguientes síntomas durante un periodo de tiempo relativamente prolongado: Dificultad en la capacidad para concentrarse, además de sensación de angustia y ansiedad, aumento en la sudoración, no soportar como las demás personas el calor circundante, pérdida anormal de peso, además de aumento del apetito y en mujeres irregularidades del ciclo menstrual. Si te sientes identificado, lo mejor es que consultes a tu médico.

Ginecomastia y hipertiroidismo


RELACIÓN CON LA GINECOMASTIA

En general el hipertiroidismo aumenta la actividad metabólica que se relaciona con todo el cuerpo de la persona. Por tanto aumenta la actividad de una enzima que se encuentra en los tejidos denominada aromatasa, y esta actividad es básicamente la causante de la ginecomastia en este caso.

Al aumentar la actividad de dicha hormona en los tejidos aumenta la conversión de los andrógenos (como la testosterona) que son hormonas sexuales masculinas en un cierto tipo de estrógeno llamado estradiol. Así es como este desequilibrio hormonal que se da en el cuerpo del varón causa que el cuerpo reaccione al estímulo y a nivel mamario se activarán más receptores que causan el aumento del tejido mamario.

Además la falta de equilibrio en el cuerpo ocasionará que el cerebro (siendo específicos la hipófisis) secrete hormonas que obliguen a los testículos a producir una cantidad mayor de hormonas masculinas para intentar contrarrestar el aumento en las hormonas femeninas, sin embargo contrariamente a lo que el cuerpo busca únicamente se cae en un círculo vicioso en el cual el problema se empeorará cada vez más si no es atendido oportunamente.

Sin embargo en el hipertiroidismo el aumento del tejido mamario es muy lento, e inclusive puede llegar a ser imperceptible para la persona que lo padece, descubriendo el problema solo después de que un médico realice el diagnóstico pertinente.

En estos casos el tratamiento es además de tratar el hipertiroidismo de base el uso de fármacos y en ocasiones la cirugía, sin embargo, son pocos los hombres que realmente llegan a desarrollar un problema lo suficientemente grande que llegue al grado de requerir una cirugía.

Ginecomastia y hipertiroidismo


Es cierto que el hipertiroidismo es mucho más común en mujeres que en hombres, estando en una relación aproximada de cinco mujeres con la enfermedad contra solamente un hombre; sin embargo es aún más extraño que el hipertiroidismo y la ginecomastia se encuentren de la mano en la enfermedad.

Se sabe que una persona tiene hipertiroidismo si presenta los siguientes síntomas durante un periodo de tiempo relativamente prolongado: Dificultad en la capacidad para concentrarse, además de sensación de angustia y ansiedad, aumento en la sudoración, no soportar como las demás personas el calor circundante, pérdida anormal de peso, además de aumento del apetito y en mujeres irregularidades del ciclo menstrual. Si te sientes identificado, lo mejor es que consultes a tu médico.

Ginecomastia y hipertiroidismo


RELACIÓN CON LA GINECOMASTIA

En general el hipertiroidismo aumenta la actividad metabólica que se relaciona con todo el cuerpo de la persona. Por tanto aumenta la actividad de una enzima que se encuentra en los tejidos denominada aromatasa, y esta actividad es básicamente la causante de la ginecomastia en este caso.

Al aumentar la actividad de dicha hormona en los tejidos aumenta la conversión de los andrógenos (como la testosterona) que son hormonas sexuales masculinas en un cierto tipo de estrógeno llamado estradiol. Así es como este desequilibrio hormonal que se da en el cuerpo del varón causa que el cuerpo reaccione al estímulo y a nivel mamario se activarán más receptores que causan el aumento del tejido mamario.

Además la falta de equilibrio en el cuerpo ocasionará que el cerebro (siendo específicos la hipófisis) secrete hormonas que obliguen a los testículos a producir una cantidad mayor de hormonas masculinas para intentar contrarrestar el aumento en las hormonas femeninas, sin embargo contrariamente a lo que el cuerpo busca únicamente se cae en un círculo vicioso en el cual el problema se empeorará cada vez más si no es atendido oportunamente.

Sin embargo en el hipertiroidismo el aumento del tejido mamario es muy lento, e inclusive puede llegar a ser imperceptible para la persona que lo padece, descubriendo el problema solo después de que un médico realice el diagnóstico pertinente.

En estos casos el tratamiento es además de tratar el hipertiroidismo de base el uso de fármacos y en ocasiones la cirugía, sin embargo, son pocos los hombres que realmente llegan a desarrollar un problema lo suficientemente grande que llegue al grado de requerir una cirugía.
jueves, 18 de julio de 2013

Anabólicos y ginecomastia

Anabólicos y ginecomastia


En múltiples ocasiones en este sitio hemos mencionado que existen una gran serie de causas que pueden causar la ginecomastia, sin embargo es muy relevante hoy en día ver que el uso de anabólicos por parte de los varones para mejorar su aspecto personal está siendo causa del problema. No existen múltiples estudios que se enfoquen a esta causa, pero es un hecho que poco más de la mitad de los hombres que usan anabólicos padecen ginecomastia.

EXPLICACIÓN DE LA CAUSA

La causa que se encuentra detrás del uso de los anabólicos es que la testosterona que administra en el cuerpo en este tipo de atletas realmente no tiene un uso específico, porque sus niveles en sangre se encuentran normales. Entonces el cuerpo al darse cuenta de esto realiza una reacción química que convierte la testosterona en estradiol, es decir transforma una hormona que es masculina a una femenina.

Si a esto añadimos que en ocasiones se administran dosis muy altas de estos fármacos tendremos que tanto estradiol circulando activará a los receptores del tejido mamario, que responderán creando más tejido que se semejará cada vez al de la mujer que comienza la pubertad. Si bien el cuerpo del hombre lucha para evitar esto con la producción de más hormonas masculinas, no es suficiente para resolver el problema.

Ginecomastia

Se cree que existe cierta susceptibilidad en cada hombre que lo predispone en mayor o menor grado para lograr una proliferación anormal de tejido mamario, esta susceptibilidad está dada por factores genéticos que aún no han sido identificados en su totalidad.

En ocasiones basta con suspender el uso de este tipo de productos para revertir el efecto que causan, incluyendo la ginecomastia, mientras que en otros hombres puede suceder que para resolver el problema se requiera del uso de tamoxifem o bien hasta la cirugía en los casos en los cuales el consumo ha sido durante años.

Por eso recomendamos a todos los lectores que tengan cuidado en el uso de anabólicos esteroideos ya que pueden llegar a convertirse en un severo problema para el varón no solo por producir ginecomastia sino por otros efectos indeseables que pueden tener entre los cuales podemos mencionar atrofia del tejido testicular, hipertensión, retención de líquidos, además de daños en los tendones de manera generalizada en el cuerpo. Lo mejor para desarrollar músculo de manera sana es realizando una rutina de ejercicios acorde con nuestras capacidades físicas, sin forzar al cuerpo a producir más músculo.

Anabólicos y ginecomastia


En múltiples ocasiones en este sitio hemos mencionado que existen una gran serie de causas que pueden causar la ginecomastia, sin embargo es muy relevante hoy en día ver que el uso de anabólicos por parte de los varones para mejorar su aspecto personal está siendo causa del problema. No existen múltiples estudios que se enfoquen a esta causa, pero es un hecho que poco más de la mitad de los hombres que usan anabólicos padecen ginecomastia.

EXPLICACIÓN DE LA CAUSA

La causa que se encuentra detrás del uso de los anabólicos es que la testosterona que administra en el cuerpo en este tipo de atletas realmente no tiene un uso específico, porque sus niveles en sangre se encuentran normales. Entonces el cuerpo al darse cuenta de esto realiza una reacción química que convierte la testosterona en estradiol, es decir transforma una hormona que es masculina a una femenina.

Si a esto añadimos que en ocasiones se administran dosis muy altas de estos fármacos tendremos que tanto estradiol circulando activará a los receptores del tejido mamario, que responderán creando más tejido que se semejará cada vez al de la mujer que comienza la pubertad. Si bien el cuerpo del hombre lucha para evitar esto con la producción de más hormonas masculinas, no es suficiente para resolver el problema.

Ginecomastia

Se cree que existe cierta susceptibilidad en cada hombre que lo predispone en mayor o menor grado para lograr una proliferación anormal de tejido mamario, esta susceptibilidad está dada por factores genéticos que aún no han sido identificados en su totalidad.

En ocasiones basta con suspender el uso de este tipo de productos para revertir el efecto que causan, incluyendo la ginecomastia, mientras que en otros hombres puede suceder que para resolver el problema se requiera del uso de tamoxifem o bien hasta la cirugía en los casos en los cuales el consumo ha sido durante años.

Por eso recomendamos a todos los lectores que tengan cuidado en el uso de anabólicos esteroideos ya que pueden llegar a convertirse en un severo problema para el varón no solo por producir ginecomastia sino por otros efectos indeseables que pueden tener entre los cuales podemos mencionar atrofia del tejido testicular, hipertensión, retención de líquidos, además de daños en los tendones de manera generalizada en el cuerpo. Lo mejor para desarrollar músculo de manera sana es realizando una rutina de ejercicios acorde con nuestras capacidades físicas, sin forzar al cuerpo a producir más músculo.