miércoles, 22 de mayo de 2013

Ginecomastia e hipogonadismo

Ginecomastia e hipogonadismo

 


Dentro de las múltiples causas que pueden llevar a un hombre a la ginecomastia tenemos al hipogonadismo como una de estas causas. El hipogonadismo se refiere a una enfermedad en el cual los órganos productores de hormonas sexuales, masculinas en el caso de la ginecomastia, no secretan adecuadamente los andrógenos que se supone deberían producir.

Puede deberse a dos tipos de factores:

Hipogonadismo central: En este tipo de enfermedad el problema se encuentra a nivel cerebral, el cual no secreta las sustancias necesarias (producidas en el hipotálamo e hipófisis) para activar a los testículos, por tanto estos no saben que deben producir hormonas. Algunos ejemplos son daños causados por drogas, radiación, tumores entre otros.

Hipogonadismo secundario: Es más frecuente y aquí son los testículos los que no trabajan adecuadamente. Pueden darse en trastornos genéticos, infecciones, radiaciones o cirugías que dañaron el tejido testicular.

Sin embargo en cualquiera que sea la causa la ginecomastia se hará presente en el varón afectado, ya que la baja concentración de andrógenos producirá aumento del tejido mamario. Al existir menos testosterona, las hormonas sexuales femeninas actuarán más directamente sobre el tejido mamario en este caso y realizarán una acción similar a la que ocurre en el caso de las mujeres, proliferando la mama y desarrollando la ginecomastia.
Ginecomastia e hipogonadismo


Síntomas y Tratamiento

El hipogonadismo afectará su desarrollo en general, ya que al no tener hormonas sexuales, se afectará el desarrollo muscular, barba y otros caracteres sexuales secundarios propios del género masculino, tendremos también disminución del apetito sexual y disfunciones sexuales de moderadas a graves.  Además se dará la ginecomastia por disminución de los andrógenos.

Su tratamiento ha sido típicamente la aplicación de hormonas sexuales masculinas como la testosterona y la dihidrotesterona, que si bien en general no ayudan en otros casos a resolver el problema en este caso si pueden revertir la ginecomastia ya que al existir nuevamente niveles más o menos normales de hormonas, el tejido mamario deja de proliferar y así tras un tratamiento continuo puede existir reversión de la ginecomastia.

Existen casos de hipogonadismo (como los trastornos genéticos) en los cuales será difícil revertir la ginecomastia, ya que para que remita completamente debemos resolver el problema original que la causa. Recordemos que la ginecomastia por lo regular no es una enfermedad, sino un signo de otra enfermedad subyacente.

Ginecomastia e hipogonadismo

 


Dentro de las múltiples causas que pueden llevar a un hombre a la ginecomastia tenemos al hipogonadismo como una de estas causas. El hipogonadismo se refiere a una enfermedad en el cual los órganos productores de hormonas sexuales, masculinas en el caso de la ginecomastia, no secretan adecuadamente los andrógenos que se supone deberían producir.

Puede deberse a dos tipos de factores:

Hipogonadismo central: En este tipo de enfermedad el problema se encuentra a nivel cerebral, el cual no secreta las sustancias necesarias (producidas en el hipotálamo e hipófisis) para activar a los testículos, por tanto estos no saben que deben producir hormonas. Algunos ejemplos son daños causados por drogas, radiación, tumores entre otros.

Hipogonadismo secundario: Es más frecuente y aquí son los testículos los que no trabajan adecuadamente. Pueden darse en trastornos genéticos, infecciones, radiaciones o cirugías que dañaron el tejido testicular.

Sin embargo en cualquiera que sea la causa la ginecomastia se hará presente en el varón afectado, ya que la baja concentración de andrógenos producirá aumento del tejido mamario. Al existir menos testosterona, las hormonas sexuales femeninas actuarán más directamente sobre el tejido mamario en este caso y realizarán una acción similar a la que ocurre en el caso de las mujeres, proliferando la mama y desarrollando la ginecomastia.
Ginecomastia e hipogonadismo


Síntomas y Tratamiento

El hipogonadismo afectará su desarrollo en general, ya que al no tener hormonas sexuales, se afectará el desarrollo muscular, barba y otros caracteres sexuales secundarios propios del género masculino, tendremos también disminución del apetito sexual y disfunciones sexuales de moderadas a graves.  Además se dará la ginecomastia por disminución de los andrógenos.

Su tratamiento ha sido típicamente la aplicación de hormonas sexuales masculinas como la testosterona y la dihidrotesterona, que si bien en general no ayudan en otros casos a resolver el problema en este caso si pueden revertir la ginecomastia ya que al existir nuevamente niveles más o menos normales de hormonas, el tejido mamario deja de proliferar y así tras un tratamiento continuo puede existir reversión de la ginecomastia.

Existen casos de hipogonadismo (como los trastornos genéticos) en los cuales será difícil revertir la ginecomastia, ya que para que remita completamente debemos resolver el problema original que la causa. Recordemos que la ginecomastia por lo regular no es una enfermedad, sino un signo de otra enfermedad subyacente.

0 comentarios: